viernes, agosto 04, 2006

Nada de qué arrepentirse

Más de veinte años después de estas aventuras que aquí les narro, me sorprendo aún de haber salido vivo de ellas, sin heridas graves ni físicas ni espirituales, sin sangre en las manos y sin haber hecho algo de lo que pudiera arrepentirme o avergonzarme y sin haber pecado tampoco por omisión. Hay mucha gente, hombres y mujeres, que se apenan y se arrepienten ahora de haberse dejado llevar, de haber tomado parte en estos eventos que capturaron la mente y el corazón de los jóvenes de los años ochenta. A mí no me da pena pues yo participé en una y mil acciones de la revolución de buena fe. Yo, al igual que muchos jóvenes de entonces, quería cambiar el mundo, queríamos que no hubiera pobreza, que los campesinos no se murieran de hambre, que los niños no se murieran chiquitos, queríamos un país pijudo, lleno de gente feliz y por eso nos incorporamos en muchas tareas que según nosotros iban en esa dirección. Hice lo que pude, como miles de hombres y mujeres jóvenes de aquel entonces. Si las cosas no salieron como esperábamos es una lástima, pero no es nuestra culpa y no tenemos que avergonzarnos de ello. Los que tendrían ahora que avergonzarse serían otros, aquellos que anduvieron metidos en muchas cosas buscando siempre su beneficio personal. Tendrían que avergonzarse aquellos que una vez que el FSLN perdió las elecciones se prepearon y se robaron miles de millones de dólares que eran de todo el pueblo. Los arribistas y los piñateros, esos tendrían que avergonzarse, yo no, yo voy por la vida con la frente en alto, palmado pero orgulloso de mis acciones, tanto que ahora escribo estas cosas para que mis pequeñas hijas puedan en el futuro saber qué andaba haciendo su padre en aquellos tiempones, cuando era joven.

Hacer la revolución era lo correcto en aquellos tiempos y a eso me dediqué, yo puse mi grano de arena, sin interés personal, divirtiéndome, jodiendo, irreverente, pero con güevo, con dedicación, con sinceras ganas de arreglar el mundo. Si otros estaban dedicados a otras cosas mientras decían estar en lo mismo, allá ellos, ya les llegará alguna vez su sábado, espero.

[Escrito en respuesta al correo basura (hate-mail) que a veces recibo. Si no les gusta ni modo, pero creo que debía escribirlo.]

3 comentarios:

whoami123 dijo...

.

We work like a horse.
We eat like a pig.
We like to play chicken.
You can get someone's goat.
We can be as slippery as a snake.
We get dog tired.
We can be as quiet as a mouse.
We can be as quick as a cat.
Some of us are as strong as an ox.
People try to buffalo others.
Some are as ugly as a toad.
We can be as gentle as a lamb.
Sometimes we are as happy as a lark.
Some of us drink like a fish.
We can be as proud as a peacock.
A few of us are as hairy as a gorilla.
You can get a frog in your throat.
We can be a lone wolf.
But I'm having a whale of a time!

You have a riveting web log
and undoubtedly must have
atypical & quiescent potential
for your intended readership.
May I suggest that you do
everything in your power to
honor your encyclopedic/omniscient
Designer/Architect as well
as your revering audience.
As soon as we acknowledge
this Supreme Designer/Architect,
Who has erected the beauteous
fabric of the universe, our minds
must necessarily be ravished with
wonder at this infinate goodness,
wisdom and power.

Please remember to never
restrict anyone's opportunities
for ascertaining uninterrupted
existence for their quintessence.

There is a time for everything,
a season for every activity
under heaven. A time to be
born and a time to die. A
time to plant and a time to
harvest. A time to kill and
a time to heal. A time to
tear down and a time to
rebuild. A time to cry and
a time to laugh. A time to
grieve and a time to dance.
A time to scatter stones
and a time to gather stones.
A time to embrace and a
time to turn away. A time to
search and a time to lose.
A time to keep and a time to
throw away. A time to tear
and a time to mend. A time
to be quiet and a time to
speak up. A time to love
and a time to hate. A time
for war and a time for peace.

Best wishes for continued ascendancy,
Dr. Whoami

P.S. One thing of which I am sure is
that the common culture of my youth
is gone for good. It was hollowed out
by the rise of ethnic "identity politics,"
then splintered beyond hope of repair
by the emergence of the web-based
technologies that so maximized and
facilitated cultural choice as to make
the broad-based offerings of the old
mass media look bland and unchallenging
by comparison."

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con tu último post...

Oaleman64 dijo...

Lo unico material, que me dejo la revolucion en los años ochentas, fue mi preparacion. A pesar de ser movilizado siempre en periodo de vacaciones. Nos movilizaban 3 veces al año. En semana santa, en las vaciones de julio, y en navidad. A pesar de todo esto, logre coronar una carrera universitaria. La ventaja que tenia en ese entonces como eramos movilizados por la JS 19 de Julio como estudiante, nos respetaban casi siempre el tiempo de estudio. Casi siempre porque en 1983, a mi me hirieron un 25 de Marzo de 1983 en un lugar llamado doradito. Este sitio queda de murra caminando al norte buscando la frontera. En toda esa zona estaban regados pelotes y compañias de la JS 19 de Julio.(No fue de gravedad, pero quede marcado por la guerra), y la gente siguio movilizada. Despues de eso no tome, ni quise agarrar ningun bien material de la revolucion. Tuve oportunidades en 1990 con la derrota electoral del FSLN, de quedarme con un vehiculo, propiedades y terrenos en algunos asentamientos, pero no quise, senti en ese momento que no era lo adecuado, que mi lucha no habia sido para eso. El error que tuvo la dirigencia del FSLN, fue que pensaban que la revolucion seria eterna, y por eso muchas personas durante los 10 años de revolucion, recibieron viviendas, terrenos, fincas y bienes que le dio el estado,sin ningun soporte legal. Con la derrota electoral, se hizo la legalizacion de todos estos bienes previendo, que esta gente en represalia no fueran desalojados por el nuevo gobierno, a como sucedio, con aquellos que no pudieron legalizarse. A pesar de los decretos 85 y 86 que trataron de dejar un marco juridico que protegieran a los beneficiado por la revolucion. Y a como dicen en aguas revueltas ganancias de pescadores. Hubieron sus vivos en esta repartidera de bienes, que se quedaron con fincas, mansiones, quintas, lotes de vehiculos, etc. No todo lo pudo repartir el FSLN y lo que quedo se lo termino de repartir doña violeta con sus cercanos. Esta piñata no es culpa de la revolucion, o culpa del Cro Daniel, fue un momento en que dirigentes sandinistas consideraron quedarse con eso bienes, para que no lo tomara la gente de doña violeta,para bien o mal de la revolucion eso sucedio. Y lo que mas agarraron en esta repartidera fueron dirigentes que ahora se llaman MRS. Fue malo, fue bueno, no sabria decirtelo. Se tenia que hacer y se hizo.